Cuando se compare la vida con un enfermo de Stargardt, uno se las ingenia para ayudar en su bienestar, ya sea físico, social o emocional, y pienso que es muy importante hacerlo con mucho cuidado sin que éste se sienta inseguro al realizar determinadas tareas. Esta situación ha ocurrido y todavía perdura en mi familia: Los protagonistas principales son mi padre y mi madre. Ellos se conocieron hace más de 47 años, mi padre ya padecía un Stargardt bastante avanzado,…